martes, 31 de diciembre de 2013

Estrés negativo en Fate (el caso de Harvest Moon)

Durante el diseño de A Orillas de un Sueño Azul hice algunas pruebas representando el Newen como estrés. El Newen es la fuerza vital que alimenta al hombre, los animales, los ríos, los árboles, etc. Pero además significa fuerza, voluntad de ser o de luchar.

El razonamiento era este: personas y lugares tienen más o menos Newen, representado en un estrés que va de 2 a 4 casillas. El Newen de las personas debía funcionar regularmente, por ejemplo, para contener los incrementos (shifts) de una tirada de ataque. Pero el de los lugares requería un comportamiento inverso: el Newen disminuiría cada vez que una persona aprovechara un recurso o transitara por el lugar con negligencia. En el antiguo mundo mapuche existe la concepción de reciprocidad: cuando obtienes algo, das otra cosa a cambio y así se mantiene el equilibrio del mundo. De no hacerlo de esta forma, se produce un daño. Esta situación sucedería cada vez que un jugador aprovecha un recurso, pero falla su tirada, o emprende una acción y falla, pero elige lograr su propósito de todas formas. Los incrementos negativos impactarían el estrés del lugar.

Las casillas así marcadas se podrían luego recuperar a través del ritual del nguillatún, el cuál restablece los equilibrios, o bien los lugares podrían emplearlos para "pagar" sus propias proezas (stunts) perjudiciales contra los visitantes, en forma de espíritus malignos conocidos como weda pulli.

El problema de todo esto, es que tendríamos un mismo estrés que funciona en forma distinta tanto para las personas como para los lugares. Algo posiblemente contraintuitivo.


Bien. Profundizando el asunto del Newen, me encontré con el excelente artículo "Las Prácticas Espirituales de Poder de los Machi y su Relación con la Resistencia Mapuche y el Estado Chileno" de la antropóloga Ana Mariella Bacigalupo, en dónde se intenta demostrar que el Newen, además de fuerza vital, reúne poder espiritual y político en una sola cosa. Si ya era difícil modelar estos conceptos mapuche dentro de un sistema de juego occidental, esta novedad añadía una capa de complejidad que hace que el Newen como estrés sea inviable. Luego, he debido volver a reflexionar sobre esta fuerza y su representación dentro del juego, en una futura entrada les mostraré el resultado.

Sin embargo, algo bueno ha dejado este experimento: estrés negativo. En el sistema tradicional las casillas de estrés se usan para contener los incrementos positivos de un ataque en su contra. Pero aquello no sirve para algunos casos como, por ejemplo, Harvest Moon/Rune Factory, dónde tienes un campo que se erosiona cuando no cultivas o cultivas demasiado y chicas en el pueblo que se podrían transformar en tu esposa. Campos y chicas, a ambos les quieres hacer un bien, aplicando tus habilidades agrícolas o amorosas para obtener beneficios a cambio. Cuando tu acción falla, los incrementos negativos impactan la fertilidad del suelo o la disposición de las niñas hacia ti. Las consecuencias (aunque recomendaría Condiciones como en el Fate System Toolkit) se asociarían a estados adversos: Maleza, Piedras o Troncos para los suelos y Enfadada, Decepcionada o Afligida para las chicas.

En conclusión, el estrés en lugar de contener incrementos positivos de un ataque intencionado, podría contener los incrementos negativos de una acción involuntaria, que a pesar de haber fallado, consigue su propósito con el coste de cambiar la situación (Consecuencias, Condiciones), introduciendo un cambio pernicioso en la relación entre los personajes y así, un giro en la historia.