jueves, 18 de abril de 2013

Play the game

Luke Crane, autor de reconocidos juegos como Burning Wheel, Mouse Guard y Freemarket compartió sus reflexiones sobre Dungeons & Dragons en Google+ (el extracto y traducción son míos):
Hemos estado jugando D&D en el BWHQ durante los últimos cuatro meses. Estamos usando los libros de Moldvay Basic y Cook Expert. El juego comenzó como un experimento con Thor Olavsrud para entender como se jugaba el D&D "original". Así que nos dispusimos a seguir las reglas tan cerca como fuera posible. Para garantizar que nuestra experiencia estuviera en línea con el propósito de los diseñadores, me aseguré de que usáramos sus aventuras publicadas.
Después de más de 16 sesiones, creo que este es un magnífico juego. Durante algunos de los momentos más oscuros del juego, cuando las maldiciones volaban y las vidas acababan, mis jugadores se volvían a mi y me decían, "No te preocupes; no te sientas mal. No eres tú. Es el juego." Que dicho más tremendo. En lugar de inclinar el juego hacia nuestras predilecciones, inclinamos nuestra voluntad colectiva hacia el juego. Lo aprendimos, y él nos enseñó. Nos enseñó como jugarlo, pero también nos enseñó algunas lecciones.
El ejercicio de Crane y compañía me parece impecable y es además una lección para cualquier jugador. Si bien cada grupo tiene su estilo, debe haber un esfuerzo por jugar un juego tal cual es. Estudiarlo, practicarlo y asimilarlo. Un juego está expresado tanto en su ambientación como en sus reglas, es un juego después de todo, no un almanaque o meras instrucciones. En las primeras lecturas, y en las primeras sesiones, hay cosas que se escapan, pero hay que ser constante. Los buenos juegos de rol, capturan en sus reglas el género que intentan reproducir, las historias que desean fabricar. A su vez, los buenos grupos capturan a los juegos y entonces, naturalmente, comienzan a contar historias en el tono del mundo imaginario.

En español, traducimos Role-playing Game como "Juego de Rol" y sin embargo es más bien un "Juego de Jugar rol". En el inglés, hay un diferencia primordial entre Play y Game, pero no lo estamos reflejando. Algunos creen que los juegos de rol son una especie de arte escénico, y en cambio, simplemente son eso: juegos. Cuando me preguntan como pueden mejorar su experiencia jugando algún RPG, les digo que se esfuercen por jugar el juego, que no lo piensen, solo ejecuten. Si después de haberlo dominado, sienten que no anda bien es porque el juego está roto; si sienten que falta algo, es porque el juego está incompleto. Entonces sabrán que el problema no son ellos, es el juego y podrían querer intentar con un otro título.

Eso sí, no olvidar que hay juegos que se acomodan mejor a las necesidades particulares de un grupo y por eso es recomendable leer la crítica antes de lanzarse en un ejercicio de comprensión que puede resultar fatigoso e indeseable.