jueves, 7 de marzo de 2013

The One Ring: el juego de rol definitivo de la Tierra Media

The One Ring es un juego de rol de Francesco Nepitello, publicado por Cubicle 7 el año 2011 y está basado en la Tierra Media de J.R.R. Tolkien. El manual básico comprende un estuche duro con dos libros: Adventurer y Loremaster, dos mapas de Wilderland y un set de dados especiales.

El manual no sólo está bellamente diseñado, con ilustraciones de gran nivel, sino que además está bien redactado y puesto que tenía muchas ansias por saber cómo habían representado la Tierra Media, la lectura se me hizo liviana y entretenida. Aunque, las reglas de juego están algo dispersas entre los dos libros y el índice es mediocre, dificultando el aprendizaje de mecánicas que bien podrían resumirse en una página. Para resolver este problema Cubicle 7 puso para la descarga un índice extendido.

El juego se aproxima con justa honestidad a “El Hobbit” y “El Señor de los Anillos”, ofreciendo reglas destinadas a reproducir el tono de las aventuras y escenas que se encuentran en la obra de Tolkien. ¿Lo logra? Para mi gusto al menos, sí. En su intento, ha superado ampliamente a MERP o CODA. A los puristas les diría que no hay que olvidar que se trata de un juego y no de un simulador literario y en ese sentido el trabajo es satisfactorio.

El sistema básico es sólido, utiliza 1d12 numerado del 1-10 con una cara con la runa de Gandalf (éxito automático) y una cara con el ojo de Sauron (0, malas noticias), además de una cantidad de d6 de acuerdo al rango de la habilidad probada. Las pruebas falladas se pueden potenciar para alcanzar el éxito gastando puntos de Esperanza, un recurso limitado por cierto, pues además podrían encontrarse con el umbral de los puntos de Sombra, vulnerando la voluntad de un aventurero que comienza a sentirse Miserable.

Estas bases dan lugar naturalmente a un sub-sistema de Combate abstracto con diversas decisiones estratégicas como la Actitud (Adelante, Abierta, Defensiva o Retaguardia), ataques y tareas. El combate no se siente tanto como un mini-juego como sucede en algunos RPG, sino que ofrece cierta continuidad narrativa con la aventura en desarrollo.

El sub-sistema de Viaje es un acierto porque destaca un importante aspecto de la obra de Tolkien. Los azares del camino podrían desviar el itinerario de una Comunidad, haciéndolos más indefensos a medida que aumentan sus puntos de Fatiga. El autor hizo una revisión para corregir el exceso de tiradas de las reglas originales.

Ahora bien, el sub-sistema de Encuentros (sociales) siento que pudo ser mejor. Presenta algunas decisiones cuyos resultados no garantizan que los jugadores se involucren en la escena para generar tensión o dramatismo. También sentí que las mecánicas de las Características Distintivas pudieron haber sido más creativas, pues su única función dentro del sistema es producir éxitos automáticos, algo flojo quizá.

The One Ring es un juego para campañas largas, aunque aún no he tenido la oportunidad de jugar una, se hace notorio en las variadas posibilidades de desarrollo de los aventureros a través de Virtudes, Recompensas y otras opciones durante la Fase de Comunidad.

Por último, considero que el micro-entorno de Wilderland no es una debilidad del juego, sino una plausible ventaja, pues a través de un diseño moderno presenta oportunidades controlables para formar historias épicas. El juego funciona bien con 4-6 jugadores y hay que considerar adquirir algunos sets de dados adicionales, pues no sólo añaden tema, sino que hacen las tiradas más tensas y didácticas. La pantalla del Loremaster también podría ser útil.


En conclusión, The One Ring es un bello manual, aunque algo complicado como material de consulta. Es fiel con la obra de Tolkien. Su sistema básico es consistente dando paso un sub-sistema de Combate dinámico y abstracto. El Viaje es un elemento central y ofrece posibilidades de juego. El sub-sistema de Encuentros es algo pobre, aunque se arregló en suplementos posteriores. El juego funciona bien en campañas largas por la variedad de su sistema de desarrollo de personajes. El entorno de juego delimitado es una gran ventaja que permite arreglar historias memorables con facilidad al más puro estilo del profesor.

Totalmente recomendable para quienes buscan el juego de rol definitivo de la Tierra Media.